PIENSOS PAVO

Uno de los más grandes caballos de nuestro deporte, Chianti’s Champion, ha cambiado de manos.

Chianti’s Champion comenzó una carrera extraordinaria con Frank Schuttert, bajo la supervisión de Jos Lansink, y posteriormente fue vendido para que fuera pilotado por Peter Moloney.

Ahora va a ser montado por Christian Kukuk, uno de los jinetes de la Casa-Beerbaum, y aunque el caballo sigue siendo propiedad del Team Harmony (Haya de Jordania), ahora correrá bajo los colores de Alemania.

Tremendo caballo.

Carolo López-Quesada