Sergio correrá mañana el Top-10 Club de Campo

Sergio correrá mañana el Top-10 Club de Campo

Dieciocho caballos están inscritos en la prueba grande de mañana, en el Top Ten, dieciocho.

Bajo las órdenes técnicas de Elena Boix, a la que le deseo suerte en este envite.

Sergio Álvarez Moya, Gonzalo Añón, Cayetano Martínez de Irujo, Ismael García Roque, Santiago Núñez Riva, Paloma Barceló, Kevin González de Zárate, Carmen García Torres, Leonardo Medal, Luis Fernández Gil Fournier, Roi Calviño, Álvaro Sánchez Arcilla, Fernando Urrutia, Alfonso Gredilla, Pedro Mateos y Marta Bartolomé, tratarán de comenzar a dirimir quién va a ser el ganador del Top-10 Club de Campo 2.019.

Carolo López-Quesada

Hoy un binomio fantasma soberbio

Hoy un binomio fantasma soberbio

El jinete fantasma de ayer era bien difícil; yo no lo sabía.

Dos personas han sido los acertantes: Mike Florence (el jefe de equipo de nuestros menores durante algunos años) y Jorge Gaspar de Barros (un auténtico “crack” de reconocer binomios).

Mi enhorabuena máxima.

La instantánea era de Tim Grubb con Night Mummer.

Hoy les ofrezco un importante binomio fantasma. Suerte.

Carolo López-Quesada

Apareció mi “odiador fantasma”

Apareció mi “odiador fantasma”

Hacía tiempo que no se “acordaba de mí el  odiador fantasma”, pero hoy se ha acordado.

Escribía hoy al mediodía un artículo sobre el seminario para jefes de pista que van a ofrecer Guilherme Jorge Nogueira y Leopoldo Palacios, en Wellington, y acababa el articulo con esta frase: “Desde luego, si yo viviese cerca de Wellington, asistiría a este curso”.

Pues bien, mi “odiador fantasma” me recetaba la siguiente medicina intelectual:
Ni es usted jefe de pista ni nada de nada. Qué coño va a ir usted a Wellington, idiota”.

Mi “estimado” admirador. Le diré que soy jefe de pista nacional, aunque nunca he ejercido, en un curso de hace dos mil  años que hizo Don Rafael Gutiérrez Maturana (un grandísimo caballero al que no debería mezclar en sus líneas).

No obstante le diré, que mi querido amigo, Guilherme Jorge Nogueira (al que tampoco deberá mezclar con su serena grosería), me ha mandado hoy el siguiente mensaje, tras haberle dado yo la enhorabuena por el curso:

Eres bienvenido en el curso, mi amigo. Y aquí tiene su casa”.

Carolo López-Quesada