Fairy King corrió  una carrera

Fairy King corrió una carrera

Helissio, el grandísimo caballo francés que ganara el Arco de Triunfo con los colores de Enrique Sarasola, además de haber ganado los Grupos I Prix Lupin-2, Prix Ganay y Grand Prix Saint Cloud, fue un gigante del galope.

Su padre fue el semental Fairy King, propio hermano de Sadlers Wells (Northern Dancer  y Fairy Bridge x Bold Reason), y un lector me ha preguntado por sus resultados deportivos.

Fairy King corrió tan sólo una carrera, carrera en la que de fracturó un sesamoideo, y tuvo que dejar el mundo del galope, para dedicarse a sus labores de reproducción.

Fairy King tuvo 73 hijos ganadores de “stakes”, entre los que aparecieron descendientes como Oath (ganador Derby de Epsom), Turtle Island (2.000 Guineas irlandesas), Second Empire (Grand Criterium), Victory Note (Poule de Potros en Francia)…

Carolo López-Quesada

Las tres balas hipotéticas de Beezie Madden para Tokio 2.021

Las tres balas hipotéticas de Beezie Madden para Tokio 2.021

Hoy quería revisar con todos ustedes, lo que le queda en la cuadra a Beezie Madden, tras haber salido de su vida Darry Lou.

Para Tokio 2.021, en principio, parece tener tres balas posibles: Garant, Breitling LS La Silla y Chic Hin d’Hyrencourt.

Garant tiene 9 años de edad (Warrant x Verdi TN) y es propiedad de Abigail  Wexner. A este sensacional caballo le ha “venido bien” que los JJOO de Tokio se retrasen un año, y tengo la sensación que este hecho ha tenido mucho que ver en la venta de Darry Lou.

Garant ganaba el año pasado, con 8 años, la Final de caballos jóvenes en Aachen CSIO, y la Copa del Mundo de Nueva York CSI W****, y llegaría a Tokio con 10 años de edad. Talento máximo de animal.

Breitling LS La Silla (Quintero La Silla x Acord II) es también propiedad de Abigail Wexner, y llegaría a Tokio 2.021 con 15 años de edad. Su experiencia es máxima, con una victoria en una Final de la Copa del Mundo, dos medallas de bronce en los pasados Juegos Panamericanos de Lima, y victorias en los Grandes Premios de Washington CSI W****, Wellington CSIO****, Wellington****, North Salem**,  y las Copas de Naciones de Ocala-2. Toda la experiencia.

Chic Hin d’Hyrencourt (Taran de la Pomme x Elanville), Propiedad de Abigail Wexner, llegaría Tokio 2.021 con 13 años de edad. Ya ha ganado un Gran Premio de cuatro estrellas y una Copa de Naciones.

Son sus tres balas, pero yo creo que Garant es su máxima opción, arriesgando ante ustedes ya que todavía no ha corrido nada verdaderamente grande.

Carolo Lopez-Quesada

Les presento un nuevo Escritor-CABALAIUM: Vicente Garrido

Les presento un nuevo Escritor-CABALAIUM: Vicente Garrido

Hoy les voy a presentar a otro nuevo escritor en nuestra página web, que espero que tras el confinamiento siga con colaborando con nosotros con sus opiniones: Vicente Garrido.

Ya tenemos “Escritores-CABALARIUM” de Córboba, de Valladolid y  de Madrid, y espero que en breve tengamos de otras provincias de España.

La reflexión siempre es buena para que todos podamos observar el paisaje hípico desde diferentes lugares del cuadro.

Un millón de gracias Vicente,  esta es tu casa. Espero mucho de “El Norte de Castilla”.

Carolo López-Quesada

Hípica y pandemia. Por Vicente Garrido

Hípica y pandemia. Por Vicente Garrido

De pronto, pantalla en negro, todo parado, todos parados, todos en casa, esperando que esto pase, que pasará, pero entonces, ¿qué va a pasar?

Más concretamente, ¿qué le va a pasar a nuestro sector?

Saldremos adelante.

Salimos de una peste equina de 1.987 que nos tuvo dos años sin una sola competición, y salimos en la crisis de 2.008 en la que vimos literalmente caballos muertos de hambre porque sus propietarios, hasta entonces ilusionados criadores, no tenían para darles de comer.

Creo que para analizar la situación hay que ver el sector del caballo de deporte desde varias perspectivas.

Si hablamos de competición hípica, creo que va a sufrir un pequeño reajuste.

La competición internacional estaba, a mi modo de ver sobresaturada.

Nuestro máximo nivel de competición son los concursos de 5 estrellas.

Para este año había programadas, oíamos el otro día en la tertulia de Carolo, 105 competiciones de 5 estrellas

¿En qué cabeza cabe?

¿Se imaginan 105 carreras de formula 1 en un año, 105 Grand Slam  o Master 1.000 de tenis?

Yo no se si hay que cambiar su denominación, o crear la categoría de 6 estrellas, pero no es de recibo pretender que todos esos concursos pretendan ser iguales. Aachen, Calgary, Ginebra, Roma, La Baule, Madrid Global, Olympia, y algunos más que ustedes están pensando, no pueden, ni deben ser iguales que la lista completa de concursos 5 estrellas.

No me parece serio, y le doy toda la razón a Goli Mateos en su artículo, que un campeón olímpico, o del mundo, o ganador de un GP de Aachen ocupe un lugar mediocre dentro del ranking. Eso no pasa en tenis o golf.

En el test de Pedro Mateos, también publicado en ésta página, todos los que respondían a la pregunta sobre su preferencia entre CSIO, WC o GCT, se decantaban por los CSIO, excepto yo que decía que el futuro es de la Global. La razón es sencilla. Sergio nos decía el otro día que por seis dobles ceros en Copas de Naciones había liquidado 23.000€ en total. ¿Cuánto se liquida -más o menos- por seis dobles ceros en Grandes Premios de la Global?

Si alguien de la FEI quiere pensar en ello, todo esto habría que ponerlo en orden.

Algunos concursos desparecerán, pienso que los que tienen auténtico peso específico no lo harán, y sería un buen momento para organizar una competición que hasta ahora mismo es una locura.

Habrá que delimitar, o no, el circuito Global Champions Tour, auténtica referencia económica en la competición actual.

Saber que se quiere hacer con los CSIO, sabiendo que salvo dos, el resto a día de hoy, tienen la batalla perdida con la Global. ¿Se les dota más económicamente? ¿Quedan para promoción de binomios que aspiran a la élite?

Y al resto de cinco estrellas que queden, habría que darles otra consideración.

Los concursos de dos y tres estrellas, comerciales y de promoción, y patrocinados por los participantes, pienso que seguirán existiendo, quizá con una merma en una participación que hasta hace poco era absolutamente disparatada.

La competición nacional, igualmente creo que va a continuar sin grandes cambios. Notará, lógicamente, el embate recibido, y habrá alguna suspensión, que será tapada por alguno de los concursos que no se pudieron realizar en su fecha, y la participación puede que sea también algo inferior- pero no mucho- a la media de las últimas temporadas.

Donde sí veo drama, es si seguimos bajando.

Escuelas, pequeños clubes, tandas… Aquí, el daño ha comenzado con la paralización de la actividad. Caballos que no producen nada, y que tienen que seguir comiendo. Profesores y dueños de pequeñas hípicas con gastos y sin ingresos.

Y probablemente una importante pérdida de clientela a la vuelta. Gran cantidad de gente que no va a poder pagar una clase de equitación, igual que va a tener que prescindir del gimnasio o de cualquier gasto destinado al ocio, que antes tenía, y en muchos casos, después no.

Y no se cual es la solución, si la hay, ni como la comunidad ecuestre va a poder ayudarlos.

Sabemos que todo pasará.

Solo espero que no quede mucha gente por el camino.

Vicente Garrido

Carlos Delía versus Hugo Arrambide

Carlos Delía versus Hugo Arrambide

 Argentina, tradicionalmente ha sido un lugar de caballos, un mundo en el que el conocimiento del caballo ha sido piedra de toque de una realidad cotidiana. Gente de caballos, que decimos aquí en Madrid.

¿Quién ha sido el mejor jinete argentino de todos los tiempos?

Si lo planteamos desde el punto de vista del palmarés, Carlos Delía, el General Delía, es sin duda alguna el mejor jinete argentino de todos los tiempos.

Carlos Delía corrió cinco Juegos Olímpicos consecutivos, desde 1.956 hasta 1.972 con cinco caballos diferentes: Discutido, Huipil, Popín (caballo al que conocí  ya muy viejo en Madrid), Scandale y Cardón.

Su mejor clasificación individual fue un octavo en 1.956 en Estocolmo con Discutido, teniendo dos  veces la posición número trece en dos Juegos Olímpicos diferentes, Roma y Méjico.

Su mejor clasificación olímpica con el equipo de Argentina, fue en Estocolmo 1956, en donde estuvo cuarto.

Ahora bien, si analizamos su palmarés en Campeonatos del Mundo, su figura sale realmente fortalecida. En el Campeonato del Mundo de Aachen 1.956, Carlos Delía  (Discutido) fue finalista y adquirió una meritoria cuarta posición mundial, ante jinetes de leyenda como Raimondo D’Inzeo, Francisco Goyoaga y Fritz Thiedemann.

En el siguiente Campeonato del Mundo, en el de Venecia 1.960, volvió a coincidir en la final con Raimondo  D’Inzeo y con su segunda posición con Huipil, dejó relegados en los siguientes puestos a dos jinetes del talento de David Broome y William C. Steinkraus.

El General Delía, pertenece a un reducido “Club  de Jinetes“, cuyo carnet para poder entrar está basado en haber entrado en dos finales del Campeonato del Mundo. Un clásico de la equitación militar mundial.

Por otro lado, la figura del gran talento, Hugo Arrambide, supuso un antes y un después en la equitación en Argentina. Abogado de profesión, dedicó todo su tiempo al mundo del concurso hípico, al “hipismo“ como dicen por allá.

Dos Juegos Olímpicos a sus espaldas, Tokio y Munich. con sus ejemplares Chimbote y Camalote, una novena posición individual en el Campeonato del Mundo de Buenos Aires 1.966 y una medalla de bronce en el Campeonato de Europa de Europa de 1,966 en Lucerna, son fondo de armario suficiente para considerar a Arrambide como un grande entre los grandes.

Entre sus excepcionales logros internacionales en Europa, en 1.965, ganó los Grandes Premios de CSIO de Roma y de Aachen con Chimbote. Un lujo al alcance de muy pocos jinetes en la historia.

¿Quién ha sido el mejor jinete argentino de la Historia?

Carlos Delía fue un clásico entre los clásicos; Hugo Arrambide  un “adelantado a su tiempo“.

Entre estos dos monstruos, se encuentra el triunfador. Elijan ustedes, pero a mí me parece que son complementarios.

Carolo López-Quesada