PIENSOS PAVO

En 1.953, a Beltrán Osorio Duque de Alburquerque, el ejército le dejó los caballos de Jaime García Cruz (que estaba lesionado), para correr en los CSIO de Niza y de Madrid.

En Niza, Beltrán ganaba el Gran Premio de Francia con Quoniam y el Prix Cadetes de Saumur con Quorum.

Al final del concurso el caballo se paró en alguna banqueta y en un triple.

En Madrid CSIO, Quorum comenzó el concurso de una manera estupenda, ya que era segundo en la primera prueba pequeña, quinto en la prueba de Gobernador Civil, y segundo en la Copa del Generalísimo.

En el Gran Premio, Quorum se  paró, y de ahí nace ya la historia cuando a Francisco Goyoaga le dieron el caballo.

Carolo López-Quesada