Bélgica jamás había ganado el Campeonato de Europa por equipos, y en Rotterdam lo hacía.

Bélgica tampoco había ganado nunca la Copa de Naciones de Calgary Masters, y lo hacía también, y en ambos casos, capitaneados por Peter Weinberg, un jefe de equipo que está en estado de gracia.

Para mayor gloria del equipo, el triunfo de Rotterdam fue con cuatro jinetes, y el éxito de Calgary con otros cuatro diferentes.

Poderío hípico bien administrado por Peter Weinberg.

Carolo López-Quesada