PIENSOS PAVO

Beezie Madden lleva unos diez años con un entrenador personal en el gimnasio, llamado Tony Cabrales. Ella dice que es un parte muy importante de su equipo y dice que es como el George Morris del gimnasio.

Cuando Beezie no está en Wellington, y está de viaje por los diferentes hoteles del mundo, suele pasar una instantánea del gimnasio de turno a su entrenador, y éste  le marca los trabajos a seguir con respecto a los aparatos existentes.

Una parte de su entrenamiento.

Carolo López-Quesada