PIENSOS PAVO

Hoy les voy a ofrecer una estupenda instantánea, de hace ya algunos años: Alfonso Segovia con Romero, el primer caballo que le compró su padre.

Ya ha llovido pero el momento merece la pena.

Gracias Alfonso.

Carolo López-Quesada