Improbable, entrenado por Bob Baffet, era uno de los favoritos para el Derby de Kentucky, y finalmente acabó en cuarto lugar, tras la descalificación de Maximum Security.

En el Preakness Stakes vuelve a la carga, pero esta vez va a ser montado por Mike Smith, lo que hace que su valor aumente, en mi humilde opinión.

Lo que tenga dentro, Mike Smith se lo va a encontrar y se lo va a sacar…

Carolo López-Quesada