PIENSOS PAVO

En una granja en Lincolnshire, la policía ha descubierto una plantación de cannabis, donde tenían 22 caballos y una llama, trabajando en la plantación.

Los caballos y la llama estaban en mal estado, y afortunadamente la policía ha detenido a los responsables, y ha puesto a los animales al cargo de los  veterinarios, para que sean recuperados.

Trabajaban a ocho metros de profundidad, donde estaba escondida la plantación.

Carolo López-Quesada

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad